“QUEMA TUS BARCOS”

“QUEMA TUS BARCOS”

Cuando nos proponemos alcanzar nuestras metas, sueños y propósitos en la vida, nos encontramos con que nos superarán las excusas  3 a 1, el primer enemigo somos nosotros mismos al dudar de nuestras capacidades, el segundo podría ser nuestra  familia y el tercero los amigos, en ocasiones seremos superados 4 a 1 y ese cuarto enemigo puede ser nuestra pareja, pero si detectas y acabas con tus excusas, como lo son los malos hábitos, el qué dirán, quejarte, procrastinar, postergar, levantarte tarde, no leer, no invertir en ti, culpar a los demás, etcétera, y si cuentas con los conocimientos, habilidades y herramientas necesarias no tendrás más que alcanzar el éxito.

Cuenta una leyenda que un día en la mañana el emperador recibió un mensaje de una de las islas de la península, en el mensaje se le comunicaba que estaba desembarcando un ejército extranjero con cierto número de hombres con la clara intención de invadir el Japón, el emperador sin expresar ningún signo de preocupación mandó llamar a su mejor general.

El general al estar en presencia del emperador se entera de la situación y el emperador se dirige a él dándole la siguiente misión: Tomarás 500 hombres y te embarcas con ellos a repeler el avance de los enemigos del Japón. El general de inmediato le responde al emperador: Pero señor, nos superarán 3 a 1, necesitaré más hombres. El emperador con seriedad y seguridad le contesta: Por eso te estoy mandando a ti, porque tú eres mi mejor general y sé que si triunfas o fracasas lo harás con honor y dignidad.

El general sin más que decir se retira y se embarca así esa isla con sus 500 hombres, en el camino ve las caras de sus hombres los cuales solo mostraban desaliento, derrota y preocupación para lo cual se pone a pensar qué hacer para motivarlos, al llegar a la isla y al desembarcar todos sus hombres se le ocurre una idea, de inmediato da la orden a sus arqueros de quemar los barcos, los arqueros sorprendidos obedecen la orden, los soldados al ver que se empiezan a quemar los barcos entre ojos se miran unos a otros pensando qué le estará pasando a su general. Por su cabeza no se podían imaginar que estaba pasando, ni siquiera por su mente podía pensar mal de su general, en ese momento su general se dirige a ellos y les dice: Señores, no hay retirada, la única manera de salir con vida de esta isla es con la victoria, para esto nos preparamos y fuimos entrenados, tenemos los conocimientos, las habilidades, las armas y las herramientas necesarias para triunfar, y así fue, sus soldados totalmente empoderados obtuvieron la victoria.

“Quema tus barcas para que en tus metas, sueños y propósitos  no haya retiradas.”

Share this post
Contadora pública de profesión y emprendedora de naturaleza. ¡Me encanta viajar y conocer personas de ahí mi pasión por observar y acoplarme con facilidad! Soy visionaria y estoy a favor de todo lo nuevo, es riesgoso, pero quien no arriesga, no gana. ¿El buen liderazgo se basa en añadir valor a las personas, no en el título, poder o posición de uno!

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart