User Xperience, és y será el rey

User Xperience, és y será el rey

Para los que tenemos hijos nacidos a partir del año 2000, es inconcebible imaginarnos a estos sin el uso de la tecnología. Al día de hoy no es raro ver a niños de 2 años moviendo sus dedos a un ritmo vertiginoso sobre esos pequeños y mágicos dispositivos que han tomado por asalto nuestras vidas.

Suelo escuchar mucho en diversos foros, como los niños de ahora son sumamente inteligentes para poder controlar esas complicadas máquinas, las cuales son un verdadero dolor de cabeza para la mayor parte de los llamados “baby boomers” quienes tuvieron como gran hito tecnológico en su juventud la transición de televisores de blanco y negro a color. Lo cual puede parecer risible si se le platica a los niños y jóvenes de nuevas generaciones.

Reflexionando al respecto creo que aunque es inobjetable que pareciera que los niños de hoy nacen con un Smartphone en la mano, no se le da el crédito que merecen a los ingenieros que logran esta proeza.

Al haber estado colaborando en una empresa líder de tecnología móvil en Latino América la última década, solía convivir mucho con jóvenes desarrolladores, a cuales les gustaba siempre estar al “último grito de la moda” en cuanto a dispositivos móviles respecta. Presencie infinidad de debates en cuanto que era mejor Apple o Google, Iphone o Galaxy. Andorid o IOS, open source o closed source, etc. Pero todos estaban de acuerdo de como los desarrolladores de hoy son unos genios, siendo unos de los principales precursores de la masificación de los dispositivos móviles, creando cada vez plataformas más sencillas de utilizar para los usuarios, o como solemos llamarle en el argot tecnológico, con una mejor “User Experience”.

“No es necesariamente que los niños de ahora sean más inteligentes que los de antes, el honor y reconocimiento debe ser para los desarrolladores que hacen plataformas tan sencillas de utilizar que un niño de uno o dos años, la pueden utilizar”.

Recuerdo una anécdota por el año 2007, cuando por cuestiones laborales tenía que estar comunicado y con acceso a e-mail 24/7 compré mi primer “Smart phone”, una blackberry de los primeros modelos que salieron, era pesado, feo y con un teclado querty que ahora recuerdo con nostalgia. Pero era un gran avance tecnológico para los que nos toco lidiar con los eternos y durables NOKIA´s. Al verlo mi Madre me pregunto que era, y le platique todas las funcionalidades que tenía ese curioso aparatito que cabía en la bolsa de mi pantalón. Asombrada y un plan muy ejecutivo, me dijo que ella necesitaba estar muy al pendiente de sus “mails”, ahora reflexiono y creo que más bien quería estar a la “moda”. Así que sin chistar me pidió (ordeno) que le consiguiera uno, ni tardo ni perezoso me dirigí a Telcel a comprar uno, en esos años empezaban a salir los paquetes mixtos, es decir, un cierto número de minutos de llamadas y otro rubro que señalaba la cantidad de megas que ofrecía el paquete. (Esas tablas ya quedaron claramente obsoletas, al día de hoy las llamadas en todos los paquetes son ilimitadas, inclusive con cobertura para EUA y Canada,  lo que genera valor y costo ahora es la cantidad de megas para navegar en internet.) Le contrate el plan más básico y le lleve a su casa el dispositivo.

Después de abrir la caja, sacar el aparato e introducirle la memory card, empecé a darle a mi madre una clase intensiva de Black Berry, no recuerdo si fueron 2 o 3 horas, pero estaba seguro que ya era una experta en el uso del novedoso aparato.

Al día siguiente recibí un correo de la cuenta de mi madre, que tenía como Asunto: Prueba, lo cual me hizo sonreír levemente al pensar lo entretenida y contenta que estaría con su aparato. Pasaron dos o tres días que no recibí nada, ni siquiera las tradicionales llamadas por teléfono que solíamos tener a diario y cuando yo marcaba me mandaba directo a buzón. Al no obtener respuesta salí de mi oficina y fui a buscarla a su casa, cual fue mi sorpresa al ver que estaba tratando de echar a andar el teléfono viejo que tenía, un “Feature Phone” que no hacía más que hacer llamadas y mensajes de texto. Le pregunte que había pasado y me dijo que no quería saber nada más de esa “mugre” que le había comprado, la cual era muy difícil de utilizar. Pues hasta ahí llego nuestro experimento de mi Madre con un Smart Phone, y me fui mi casa reflexionando en lo complicado que iba a ser que las personas mayores de 50 años utilizaran de forma sencilla para ellos las nuevas tecnologías que estaban surgiendo y masificándose día con día.

Así pasaron unos meses, mi Madre tranquila con su teléfono “viejo” pero viendo como sus amigas no paraban de hablar de la nueva maravilla que tomaba fotos, grababa recados, daba el clima, mandaba correos, guardaba música, pantalla gigante y táctil, etc. El trendy y novedoso iphone.

Me marco por teléfono, y me dijo que estaba lista para intentarlo de nuevo, que le comprará esa maravillosa maquinita de la que todo mundo hablaba. Cuando lo compré fue una novedad para mí también ya que yo seguía utilizando un blackberry, ahora eran más elegantes, recuerdo el mío tenía pantalla más grande que los normales, y por atrás tenía una cubierta de piel. Al llegar a casa de mi Madre abrimos la caja y para nuestra sorpresa no venía nada más que el teléfono y el cable de luz, no venía ningún tipo de instructivo. Presionamos el único botón del teléfono y mágicamente prendió la pantalla totalmente en blanco, simplemente con la palabra HOLA! y abajo un botón clickeable que decía siguiente. Seguimos las instrucciones por no más de 10 minutos y el teléfono estaba totalmente configurado. Los íconos eran muy limpios, y fáciles de identificar y sobre todo de utilizar. Aprendimos juntos el funcionamiento ya que yo nunca había tenido uno, pero en cuestión de 30 minutos nos quedo muy claro a los dos, que este teléfono era realmente revolucionario, y sobre todo muy fácil de utilizar.

Me fui a mi casa reflexionando en como Apple, de la mano del genio creativo, que era Steve Jobs, había logrado descifrar lo que yo creía casi imposible hace meses, poder llevar a las personas mayores a utilizar las tecnologías de hoy de una forma sencilla y masiva. Durante las siguientes semanas cada que veía a mi Madre, me hablaba de lo contenta que estaba con su nuevo teléfono, y la cantidad de cosas que podía hacer con el.  Fue tanta la curiosidad que despertó en mí el ver la rápida masificación y aceptación que tenía el iphone que fui a comprar uno. Al primer día de utilizarlo, sentí que había vivido por mucho tiempo en las cavernas, las capacidades del iphone eran sumamente superiores a las de mi teléfono anterior, y lo que más me gustaba era lo fácil de manejar, el “User Experience” era simplemente algo nunca antes visto. En ese entonces mi hijo mayor ya había nacido y tenía un año, recuerdo como picoteaba el iphone como sí siempre lo hubiera conocido. No paso mucho tiempo para que ubicara perfectamente el ícono de youtube y pusiera ya sin ayuda de nosotros, sus caricaturas favoritas.

No es casualidad que Apple sea hoy la empresa más valiosa del mundo, yo creo que basa su estrategia en tres grandes pilares, innovación, de la cual algunos expertos se han quejado, que no ha sido la misma desde el deceso de Steve Jobs. Diseño, el cual siempre ha sido de gran aceptación con líneas muy limpias, y reconocibles, reconoces un producto Apple al verlo (Hay que esperar a ver que pasa tras la salida de la empresa de Jony Ive). Y desde mi punto de vista esa gran Experiencia que el usuario tiene al utilizar un producto de Apple, las diferentes plataformas que tienen son prácticamente hermanas, quien sabe utilizar un iphone, puede utilizar una iMac o un ipad. La interfase es sumamente sencilla y puede ser utilizada desde un pequeño niño.. hasta un centenario, así que sin duda alguna el User Xperience.. sigue siendo el rey.

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart