Berry Oakley: las vueltas de la muerte

Berry Oakley: las vueltas de la muerte

Nacido en Chicago, Illinois, Raymond Berry Oakley III, o simplemente Berry Oakley, vino al mundo el 4 de abril de 1948. Desde muy temprana edad supo que iba a dedicarse a la música y aunque al inicio de su carrera fue guitarrista en pequeñas bandas, cuando se mudó a Florida, empezó a tocar el bajo para el grupo Second Coming de su gran amigo Dickey Betts.

Aunque dicha banda no prosperó de la forma deseada, el talento de Oakley sí. Fue de esta manera como conoció a Duane Allman quien estaba formando con Butch Trucks y Jai Johanny “Jaimoe” Johanson la banda Allman Brothers Band. Allman invitó a Oakley para unirse y éste sólo aceptó con la condición de que también se integrara su gran amigo, o sea, Betts. De este modo, con la integración de Gregg Allman, Dickey Betts y por supuesto, Berry Oakley, la banda se completó en marzo de 1969.

En tan sólo tres años ya habían conseguido reconocimiento en la escena del rock y su futuro parecía prometedor. Los tours crecieron y el dinero llegó, dándoles la posibilidad de pagar por un lugar, así fue como Oakley se mudó con su hermana, su esposa y pequeña hija a vivir junto con los otros miembros de la banda en el lugar que llamarían “The Big House”, esta casa actualmente funge como museo.

Sin embargo, como se ha visto a lo largo de la historia de la música, muchas veces el éxito que llega rápido se marca por la tragedia, y los Allman Brothers Band no fueron la excepción. El fundador y líder, Duane Allman, murió al chocar su moto el 29 de Octubre de 1971, en la carretera de Macon, Georgia, siendo un duro golpe para Oakley y demás integrantes, pero lo peor estaba por venir, pues un año después la desgracia se repetiría.

Berry Oakley se esforzó para que la banda siguiera, pues su amigo así lo hubiera querido. Tomó el liderazgo de los ABB y evitó la separación del grupo, de este modo lanzaron el álbum Eat a Peach (1972), pero la vida no espera a nadie y el 11 de noviembre de 1972, en la carretera Estatal 19 en Macon, Georgia, Berry Oakley, de tan sólo 24 años, tendría un estrepitoso accidente, también a bordo de su motocicleta Harley Davidson, lo que pondría fin a su vida.

El choque ocurrió a sólo tres cuadras del lugar donde Allman había muerto, en la intersección de la Avenida Napier e Iverness, ahí el bajista colisionó con un autobús y su cuerpo salió disparado, golpeándose la cabeza contra el pavimento. Oakley, sin lesiones visibles, decidió levantarse por sí mismo, rehusándose a ir al médico, así que se sacudió y prefirió ir a casa. Lamentablemente, tres horas después el dolor comenzó a ser terrible, por lo cual fue llevado de emergencia al hospital donde murió a causa de un edema cerebral derivado de la fractura de cráneo que le provocó el accidente.

Las dudas alrededor de ambas muertes no se hicieron esperar, ¿qué posibilidad existía de que ambos miembros de la banda murieran a causa de un accidente de tránsito casi en el mismo lugar? Incluso casi eran las mismas fechas, por lo que fans, habitantes y medios locales pensaron que había demasiadas coincidencias entre ambas muertes para tratarse de un simple accidente, además que Berry Oakley estaba seriamente afectado por la muerte de Duane. Estas conjeturas empezaron a originar leyendas urbanas, que iban desde el suicidio hasta maldiciones paranormales y todo tipo de teorías conspirativas.

Aunque estos terribles accidentes que arrebataron la vida de Oakley y Allman dejaron devastados al resto de los Allman Brothers Band, también fueron motivación para que continuarán los siguientes cuarenta y tantos años en memoria de ambos músicos. Meses después del deceso del bajista, lanzaron Brothers and Sisters (1973), donde Oakley alcanzó a grabar los primeros dos tracks del álbum.

Berry Oakley fue enterrado junto a Duane Allman en el Cementerio Rose Hill en Macon, donde solían reunirse y ensayar. Hoy queremos recordarlo en el aniversario de su muerte por el legado que dejó a través de la música en los principales records de la banda: The Allman Brothers Band (1969), Idlewild South (1970), At Fillmore East (1971) y el último Eat a Peach (1972).

Como dato curioso, en 1998, se aprobó una resolución que nombró a parte de la carretera Estatal 19 como “Duane Allman Boulevard” y al puente que pasa sobre ella como “Raymond Berry Oakley III Bridge”, dicho puente conecta el camino desde “The Big House”, donde vivió el bajista, hasta el centro de Macon, donde la banda prosperó sus primeros años.

Y tú, ¿ya conocías esta historia del rock?, ¿qué otros datos interesantes sabes de Berry Oakley?

Share this post

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart