La historia detrás de la famosa canción Monster Mash

La historia detrás de la famosa canción Monster Mash

1962. California del Sur, EUA. Llega a la estación de radio local una nueva canción en vísperas de la noche de brujas, es octubre veinte. 

Suenan los acordes y el locutor presenta la nueva canción de un tal Bobby Picket. 

AUUUUUHHHH

Los teléfonos no dejan de sonar, la gente llama porque quieren escuchar la canción de nuevo, saber quien la toca y cómo se llama. No paran de pedirla y bailarla durante todo el día. 

Bobby Picket cuenta que tardó solo dos horas en escribir Monster Mash junto a su compañero de banda Lenny Capizzi. Su inspiración fue la historia de Frankenstein pero con un twist: ¿qué tal que los monstruos viven su propio baile de Halloween? Bobby pensó en narrar de una manera divertida y pegajosa un baile que en otra perspectiva podría ser terror puro. A la par de esto, Bobby y Lenny se clavaron demasiado en los efectos de sonido, que para la época eran un reto gigante, por lo cual grabaron ellos mismos los crash-burn-pow que se escuchan en la canción y después editaron todo el audio en el estudio, sumando la voz y la música. 

La canción ese año fue un éxito que repitió en años siguientes en los tops de Billboard para ahora ser un clásico de todos los tiempos, sobre todo en estas fechas. En su momento fue prohibida en la radio de la BBC en Inglaterra por ser una canción demasiado terrorífica. Recuerden que eran los 60s y el poder de la radio era lo más grande que existía.  

AUUUUUHHHH

Es genial es ver a Bobby cantando canción en lip sync en TV en vivo, haciendo caras de miedo y otras impresiones. 

Esta canción forma parte de un LP que contiene muchas otras canciones de terror y monstruos. The Original Monster Mash LP contiene referencias directas al hombre lobo, Igor, el Conde Drácula y muchos otros. Es importante decirte que se baila al estilo Mashed Potato (de ahí la inspiración para el nombre) que fue un tipo de baile top popular en los 60s. Tal cual se baila así.

En los terroríficos 60s el telegrama era la forma más efectiva de comunicarse entre países, además de que poca gente tenía TV en casa. En un México sin tratado de libre comercio, sin intercambios culturales como hoy, la apropiación cultural sucedía por traducciones. Aquí dejamos algunos bonus tracks: puedes escuchar la versión en español de Monster Mash titulada “Que monstruos son” con Luis “Vivi” Hernández, y en covers más actuales con Los Straitjackets y Lost Acapulco.

AUUUUUHHHH

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart