CRIPTOMONEDAS, CARACTERÍSTICAS, FUNCIÓN Y VALOR.

CRIPTOMONEDAS, CARACTERÍSTICAS, FUNCIÓN Y VALOR.

Con esta aportación y después de estudiar un poco el tema de las criptomonedas, trataré de explicar de una forma clara y sencilla, qué son y cómo funcionan las criptomonedas. Actualmente creo que todos a la fecha ya hemos escuchado hablar de los Bitcoins, de Ethereum, Ripple o Tether, pero ¿sabemos qué son y a qué se refieren cuando escuchamos esto? y sobre todo ¿Cuál es su funcionamiento o porqué hay gente que supuestamente se ha hecho millonaria invirtiendo en ellas? Bueno, empezando desde el principio, y para saber por qué se les llama así, entendamos que Kryptos, en griego, significa escondido u oculto, es decir, que por su naturaleza se entienden como encriptadas y protegidas mediante una clave y un código.

Actualmente existen más de 9,000 divisas digitales distintas en todo el mundo, siendo el Bitcoin una de las más famosas y conocidas, pero lo cierto es que la variedad de divisas digitales actualmente es enorme y cada una tiene rasgos y características que las diferencian del resto. El Bitcoin fue la primera que apareció en el mercado y la de mayor uso, ya que actualmente existen 18.7 millones de acciones en circulación, y con una cotización por moneda de 41.551 dólares, y dentro de su característica principal se encuentra la volatilidad en precio, por lo que se entiende esto como una verdadera montaña rusa sobre la cual fluctúa su valor. El boom de estas monedas se da por 2 razones, la primera, porque no están controladas por gobiernos o bancos, lo que para muchos, es razón suficiente para apoyarlas. Pero lo segundo, es que son muy difíciles de hackear o alterar. es decir, entendamos que las criptomonedas son también un sistema monetario,  y que hasta ahora, hemos tenido sistemas de operaciones y de transacciones centralizados, en un sistema financiero tradicional, donde las operaciones están siempre vinculadas y aprobadas por una institución bancaria, sin embargo en las criptomonedas, su valor no está relacionado por el material por el que están hechas o por su utilidad física, sino porque así se conviene, mediante acuerdos basados en la confianza, lo cual le asigna un valor específico. La diferencia entre un billete de 100 dólares y un trozo de papel que diga 100 dólares, es que las personas, a través de instituciones financieras, nos ponemos de acuerdo para que el primero tenga valor y el otro no.

Anteriormente y como antecedente, se decidió mediante acuerdos internacionales, adoptar el dólar estadounidense como divisa internacional, con una condición, que la Reserva Federal, es decir, el Banco Central de Estados Unidos, soportara esta divisa con su misma cantidad equivalente en oro. Es decir, que el emisor de la divisa podía dar al que tuviera billetes de dólar, el equivalente consignado en oro, pero ya hace mucho tiempo que esto cambió.

Ahora la manera en que cualquier moneda define su valor es por su importancia en el mercado, es decir, mientras más personas estén interesadas en comprarlas, son más valiosas, tal cual como sucede en una subasta, si mucha gente está interesada en un artículo, ofrece más por él y su precio entonces aumenta.

Las criptomonedas, no usan un sistema tradicional o centralizado, sino que utilizan lo que

llamamos un sistema de blockchain, lo cual se traduce, como una cadena de bloques, y que funciona de la siguiente manera:

1. A cada transacción que se hace se le llama “bloque” y adquiere un código único     

e irrepetible, pensemos en una especie de ADN para identificar la operación, similar a un número de serie de un billete.

2. Ese bloque queda registrado para siempre, con información detallada, como el emisor

y receptor del intercambio, cantidad, entre otros datos.

3. La red de usuarios registra la operación de manera virtualmente inmediata, por lo que cualquier usuario, como tú o yo, puede instalar blockchain en su computadora.                                                    

4. Ese bloque se “une” a una enorme CADENA donde se encuentran enumeradas absolutamente       todas las operaciones que se han realizado con esa criptomoneda, y se muestran de manera cronológica y, como está duplicada en muchas cuentas, es imposible

alterar o borrar una operación una vez que ha sido añadida al blockchain. Esto se traduce entonces como en un sistema basado en la confianza de los propios usuarios, a oferta y demanda, y que es lo que principalmente determina el valor de las criptomonedas.

Tal vez quede más claro con un ejemplo:

Imagina que una persona trabaja en una tiendita y lleva anotaciones de cada transacción que

ocurre en este comercio, si esta persona quisiera hacer trampa, podría “modificar” los datos y no reportar alguna de las operaciones, por lo cual estría cometiendo fraude, y sería muy difícil de comprobar. Pero qué pasa si 10 diferentes personas llevan registro de todas las operaciones al mismo tiempo, el fraude sería prácticamente imposible de cometer, porque cada uno de ellos tendría un registro que comprobara lo que realmente sucedió, entonces, el que tuviera un registro diferente debiera ser el que está mintiendo. Pues así es como se controlan los movimientos de las criptomonedas. En orden cronológico, y múltiples lugares al mismo tiempo.

El blockchain opera con miles de personas y computadoras alrededor del mundo, monitoreando y registrando todos los movimientos de criptomonedas, por lo que un hacker podría burlar la seguridad de una computadora, pero es prácticamente imposible    que pueda lograrlo con todos los individuos que supervisan una cadena de bloques, por lo que esta cualidad ha  convertido al blockchain en un sistema muy atractivo para realizar compra-ventas en el mercado digital.                                                       

Hasta ahora, el mercado de las criptomonedas se basa en la especulación, y esto es muy peligroso, ya que es tal cual un acertijo económicamente hablando, una práctica económica muy peligrosa basada en la “adivinanza” lo cual crea una gran inestabilidad, pues el valor de “algo” puede dispararse por los cielos un día, y al otro, caer estrepitosamente.

Imaginemos que compramos en una subasta una playera con la que supuestamente Maradona jugo el mundial en donde Argentina fue campeón en México 86, entonces “especulas” que su valor debe ser enorme y la compras por una fuerte cantidad pensando que es una excelente inversión porque muchos querrían tenerla y por eso valdrá más en el futuro. Pero descubres que nadie quiere comprar tu playera después derivado de la vida personal y la forma de comportamiento de los últimos años de Maradona, y entonces el valor de éste artículo se desploma, y en lugar de obtener una ganancia, pierdes todo el dinero que gastaste, sería realmente fuerte y riesgoso, ¿no?                                                                   

Adquirir criptomonedas no debe ser visto como una inversión, más bien es una apuesta, donde puedes ganar dinero si las predicciones se cumplen, o perderlo todo en una sola operación. Más a pesar de esto, también dejemos claro que las criptomonedas por sí mismas no son un fraude o una estafa, pero su característica intrínseca y su naturaleza de valor actual en el mercado, basado exclusivamente en especulación, la hacen navegar sobre un océano riesgoso y peligroso.                                                                           

Quizá más adelante pudieran volverse más seguras si, conforme pasa el tiempo, más y más, personas, empresas e instituciones las usen, y las acepten como transacciones válidas, con lo que disminuiría su volatilidad y su característica de especulativa.Pero por ahora desde mi punto de vista, no se debería arriesgar más dinero del que se estaría dispuesto a perder a través de las criptomonedas.

Share this post
Profesionista con amplia experiencia laborando dentro de las áreas contables, administrativas y financieras; desarrollándome principalmente en Grupos Corporativos, liderando Dirección de Finanzas y Gerencia Corporativa de Tesorería, fungiendo como responsable de optimizar los recursos económicos y financieros así como de analizar, definir y dirigir los excedentes de efectivo y financiamientos requeridos para las empresas de los grupos en que he laborado, trato directo y relación con instituciones financieras para determinar los instrumentos de inversión, financiamiento y coberturas cambiarias, así como el análisis de proyectos de inversión, análisis de riesgos, captación de recursos, y contratación de líneas de crédito y tramites notariales. Teniendo bajo mi responsabilidad los departamentos de contabilidad, tesorería, cuentas por pagar y crédito y cobranzas.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart