PASOS QUE TOMAR EN CUENTA DESDE UN PUNTO DE VISTA MUY PERSONAL PARA UNA VIDA PLENA, TANTO FAMILIAR COMO LABORAL

PASOS QUE TOMAR EN CUENTA DESDE UN PUNTO DE VISTA MUY PERSONAL PARA UNA VIDA PLENA, TANTO FAMILIAR COMO LABORAL

Tal como lo refiere el título de esta aportación, quisiera compartir 8 puntos que a un servidor,  a lo largo de 55 años de vida y ya con más de 30 años laborales, me han ayudado a tener una vida plena, satisfactoria y sobre todo llena de éxito, entendiendo que ésta última palabra es muy subjetiva, y que cada quien pudiera tener una definición propia, pero para mí, tener salud, mantenerme activo laboralmente, tener un matrimonio feliz y estable, y haber apoyado a que ya una de mis hijas sea una profesionista y la otra preparándose y estudiando actualmente para serlo, eso es mi “Éxito”.

Primeramente, desde muy joven entendí, que nada puede hacerse sólo, que siempre debes de contar con alguien a tu lado, ya sea un amigo, una pareja, un equipo de trabajo, y sobre todo, una familia, si no es toda, por lo menos la más cercana, la más querida y la que sabes que nunca te dejará sólo, y no porque siempre tengas a la mano alguien que te pueda apoyar monetariamente, aunque seamos sinceros, eso en algunas situaciones de nuestra vida es muy importante, sino que a veces una abrazo, un “tú puedes”, un buen consejo, o tener a alguien que crea sinceramente en ti, te puede redituar más a futuro, que lo que el dinero pueda solventar a corto plazo sobre tus necesidades urgentes.

Desde mi perspectiva, la vida se trata de servir, de ayudar y de aportar algo, independientemente de que se busque un beneficio económico en algunos casos, pero a final de cuentas en nuestra misión y visión personal, esto tiene que quedar muy claro, ya que, si tú das un buen servicio, si tú aportas un buen producto, y si tú ayudas a su vez al entorno, sea familiar, natural o social, indiscutiblemente tendrás una rentabilidad de esas acciones.

A continuación, hago referencia a cada uno de los puntos que quiero compartir con ustedes:

1.- Encontrar tu ¿por qué y para qué?

Esto significa, que debes de saber qué quieres, qué buscas o qué persigues, tienes que establecer el margen de lo que anhelas, porque eso te permitirá trabajar para alcanzarlo, pero siempre con un punto de guía. Puede ser tu por qué, el tener más dinero, el trabajar para una casa, el alcanzar un puesto directivo, o simplemente para tener una estabilidad económica para ti y tu familia, y el para qué, puede ser empezando para ti mismo, para echar andar tu negocio, para viajar o para tus hijos. Definiendo esto, tendrás el motor que te impulse diariamente para alcanzar estas metas.

El por qué, viene siendo ese deseo que tú tienes dentro de ti y el para qué, lo que te va a impulsar y del cual te debes de apoyar para hacer las cosas necesarias para lograrlo.

2.- Establecer Metas.

Aunque un poco parecido al punto 1, aquí cuando hablamos de establecer metas, es ir un poco más a detalle, poniendo nombre y fechas a lo que queremos lograr, entonces un consejo es anotar todas las metas que se quieran lograr, ya sea mejorar el carro que tenemos, ahorrar para el viaje en familia, trabajar para echar a andar el proyecto que tienes en mente, para lo cual hay que anotar todas las metas,  escribirlas bien, imprimirlas de ser posible y pegarlas en la pared de tu cuarto, en el pizarrón de tu oficina o cerca del monitor de tu computadora, de tal manera que cada día que tú te levantes, que cada día que salgas del trabajo o vayas a dormir, sea lo primero y lo último que leas para que siempre tu mente visualice e internamente trabaje, a veces ya sin que tu lo notes y de forma automática, en ayudarte a conseguir todo lo que desees.

3.- Pensar que tú eres un líder.

De hoy en adelante, tú eres un líder, tienes que pensar y creer eso, simplemente por el hecho de estar vivo, si tienes a tus padres, ok vas de gane, si tienes una pareja o unos hijos, más puntos a tu favor, si tienes salud y trabajo, ¿Qué mas puedes pedir?, entonces actúa como un líder, piensa que tu eres ya un ganador, la vida se trata también de creer en ti, de trabajar para que cuando te mires al espejo, te guste lo que veas ahí; podrás tener errores, como todos, la vida no es fácil para nadie, sin embargo todo lo malo que puedas pasar, que no se quede en ti como una loza que tengas que ir cargando, sino como experiencias y enseñanzas que puedan aportar y sumar para que seas una mejor persona y un mejor trabajador. El éxito no se logra de la noche a la mañana, no es fácil, créeme que no, hay mucho trabajo por hacer, y para lo cual tienes que actuar como un líder, primero para ti, y después, verás, que te convertirás en uno para la gente que te rodea. El líder es aquel que pone el ejemplo, es aquel que hace las cosas sin dudarlo, pero bien pensadas, y las hace pensando también en los demás, es aquel que se para a hablar en frente y que guía a un equipo para el logro de objetivos y metas. Pero también entiende que ser líder es inspirar confianza y seguridad, y eso muchas veces, es lo más difícil de conseguir.

4.- Nunca pienses que tú eres el mejor y el indispensable.

Siempre déjate ayudar y sigue aprendiendo de la gente, en la vida como en los negocios, si tú no te dejas ayudar en algunas cosas, seguro no vas a funcionar, se trata también de ser humilde, yo tuve un jefe que en la puerta de su oficina tenía un letrero que decía “Checa tu ego antes de cruzar esta puerta”, y casi nadie le preguntaba sobre esto, siempre pensábamos que era dirigido para la gente que entraba a hablar con él, hasta que un día se tocó este tema en una reunión y alguien le comentó sobre este letrero, y su respuesta fue “Yo no lo puse para la gente que llega a verme, mucho menos para la gente de la oficina o para mis empleados, lo puse para mí mismo, porque eso me ayuda sólo a mí, a estar al tanto de mi ego y tener siempre los pies bien puestos en la tierra”. Entonces en la vida como en los negocios, esto no se trata sólo de ti, se trata de formar equipos, se trata de ayudarnos entre todos, de ayudar tú a tu líder, al que está arriba de ti, pero también de seguir aprendiendo de los de abajo y de la gente que te rodea.

5.-Desarrollo personal.

El desarrollo personal enfocado a tu educación se trata de alimentar tu mente, se trata de que te tienes que seguir preparando, de estarte reeducando constantemente, muchas veces ya con un puesto gerencial o como jefe de familia, quieres hablar con tus hijos o con tu equipo de trabajo, y quieres exponer puntos de vista y poner el ejemplo, pero si ni tú sabes qué decirles o cómo motivarlos o enseñarles, llegará un momento en que empezarás a perder autoridad. Para este paso no hay de otra más que leer mucho, de todos los temas, ver videos, aprovechar todas las plataformas digitales que existen, pero no sólo para perder el tiempo, sino para instruirse y actualizarse en todos sentidos. Hoy a través del internet tenemos a la mano a grandes líderes que nos pueden enseñar tanto como hablar con nuestros hijos, con nuestra esposa, tanto como cerrar un buen negocio. Todo esto nos ayuda mucho, en general en nuestra vida diaria.

6.- Crear hábitos.

El tener una rutina bien establecida, dando su tiempo y su importancia a cada cosa, nos permitirá mantenernos en un equilibrio tanto en nuestra vida personal como laboral, entendiendo siempre que una no es más importante que la otra, tan importante es tener buenos hábitos alimenticios, como tener una rutina de ejercicio establecida, tanto como cumplir nuestros horarios laborales correctamente, como el tiempo destinado para la convivencia familiar. Si tú creas hábitos, estos te harán más disciplinado en todos sentidos, entendiendo que tal vez en algún momento debas sacrificar el tiempo de una u otra actividad, para priorizar el cumplimiento de otra, pero sin que esto se vuelva una constante. Al tú crear estos hábitos, vas a crear una rutina, pero de calidad, y esto es clave para lograr el éxito. Desarrollar nuevos hábitos, levantarte más temprano, meditar, orar, hacer ejercicio, planificar tu día y actividades laborales, qué es lo que quieres conseguir o establecer una meta diaria, te permitirá a su vez aprovechar mejor las 24 horas que tú tienes cada día.

El tiempo es lo más valioso, aprovecha este tiempo hoy, y mañana lo agradecerás.

7.- Rodéate de gente Bien.

Entendamos primeramente que rodearte de “Gente Bien”, no implica el que sea monetariamente pudiente o de un alto nivel socioeconómico, a lo que me refiero, es que te rodees de aquella gente con la que te la pases bien, que te haga reír pero también que le aprendas algo,  en mi caso he tenido la oportunidad de estar con varios directores y jefes con los que tal vez nunca se llegó a una amistad personal, pero que sin embargo de una junta con ellos, salías con más enseñanzas y aprendizajes (aunque a veces también con algunos regaños) que las que en cualquier curso o taller empresarial pudieran haber podido darte, porque en ellas veías problemáticas y soluciones palpables y enfocadas a dar nueva dirección a la empresa o el negocio en particular. Sin embargo, también con mis amigos y con la familia, he tenido la oportunidad de valorar la amistad, la honestidad, la lealtad y el amor incondicional.

Si tú te juntas con una persona que tiene visión y ambición, te vas a hacer visionario y ambicionar tener más, júntate con líderes, de cada rama, ya sea con tu amigo que es el mejor del equipo de fútbol, el que es emprendedor o con el líder de tu compañía, o con personas que tienen más edad que tú, ya que ellos en algunos casos, saben más de negocios o de otro tipo de  temas  de los que tú sabes, sal de tu zona de confort, y no hables siempre de lo que tú dominas, la idea es ir abierto para aprender nuevas cosas de este tipo de “Gente Bien”. Esto te dará una mentalidad más avanzada, y rodearte de este tipo de gente, te va a hacer que crees un patrón en tu mente, un patrón de crecimiento, de querer ser más grande y tratar de crecer como ellos y también de querer alcanzar lo que ellos ya tienen.

8.- Congruencia.

Ser congruente es lo más difícil con lo que me he enfrentado, y entendamos que me refiero a ser congruente con lo que piensas, con lo que dices y con lo qué haces; y sinceramente esto es en lo que hasta el día de hoy sigo trabajando. ¿Cómo puedes hablar de honestidad y no serlo? ¿cómo puedes hablar de respeto y no ofrecerlo? ¿Cómo quieres ser el ejemplo de algo o de alguien y no trabajar para ello? A veces es muy fácil decir o juzgar algo a alguien, esto o aquello, cuando bien sabes que tal vez tú estás haciendo lo mismo de lo que ahora te sientes juez. Ser congruente o tratar de serlo, te da una cierta autoridad para dar una opinión sobre un tema específico, en mi caso, mis principios y mis valores, me han abierto muchas puertas, tanto de amistad, como de afectos y laborales. He pasado en mi vida personal situaciones difíciles que me han permitido darme cuenta de toda la gente que está conmigo para apoyarme, he perdido trabajos y en algunos casos he renunciado a ellos, pero mi historial laboral y legal, ha permitido que se me hayan abierto las oportunidades en otras empresas, tengo la fortuna de estar junto a mi esposa con la que llevo 30 años de casado, han quedado en el camino personas que pueden externar una opinión positiva sobre mis anteriores empleos, y mantengo, creo que hasta ahora, una excelente relación con mis hijas, amigos y familia, y esto sólo lo entiendo como el resultado de una cosa, de que siempre he tratado de ser congruente en mi manera de ser, de hablar y de pensar.

Esperando que estos puntos, totalmente derivados de mi experiencia personal, puedan aportar algo, en aquellas personas que se tomen el tiempo de leerlos.

Share this post
Profesionista con amplia experiencia laborando dentro de las áreas contables, administrativas y financieras; desarrollándome principalmente en Grupos Corporativos, liderando Dirección de Finanzas y Gerencia Corporativa de Tesorería, fungiendo como responsable de optimizar los recursos económicos y financieros así como de analizar, definir y dirigir los excedentes de efectivo y financiamientos requeridos para las empresas de los grupos en que he laborado, trato directo y relación con instituciones financieras para determinar los instrumentos de inversión, financiamiento y coberturas cambiarias, así como el análisis de proyectos de inversión, análisis de riesgos, captación de recursos, y contratación de líneas de crédito y tramites notariales. Teniendo bajo mi responsabilidad los departamentos de contabilidad, tesorería, cuentas por pagar y crédito y cobranzas.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart