El efecto Placebo y la meditación

El efecto Placebo y la meditación

Hace unos meses tuve una plática muy interesante con un doctor acerca del efecto placebo. El médico me explicó el experimento empleado por científicos para comprobar la efectividad de cualquier medicina: se utilizan dos grupos, al primero le administran el medicamento y al segundo le mienten con un placebo, el grupo de control. La razón por la que es imprescindible realizar esta comparación es increíble: treinta por ciento de los pacientes a los que engañan con chochitos o agua salina, mejoran su salud, incluso llegan a tener efectos secundarios de la medicina en cuestión. Por esta razón, cualquier medicina o vacuna a prueba, por lo menos debe superar ese porcentaje, de lo contrario, los beneficios se podrían adjudicar al efecto placebo. Un ejemplo actual que utiliza un grupo de control para conocer efectos reales es el estudio clínico de la vacuna alemana CureVac contra el Coronavirus, en el Tec Salud.

Seguramente muchos lectores han escuchado del efecto placebo antes, incluso lo han usado a su favor. Yo confieso haberlo aplicado con mis hijos, en alguna ocasión, al darles un Tums para “curarlos” del dolor estomacal u otro malestar. Sin embargo, lo relevante no es el concepto, sino el altísimo porcentaje: 30% de las personas reaccionan positivamente. La estadística te deja pensando si en verdad la mente es capaz de curar o de engañar al cuerpo a tal grado. Después de esa plática, escuché varias TED talks enfocadas al poder de la mente con estudios realizado por diferentes universidades que prueben que efectivamente, nuestras ideas y convicciones pueden cambiar nuestra química y nuestro cuerpo. Muchos de los experimentos son realmente sorprendentes, pero ninguno se compara con los casos que Joe Dispenza, expone en su libro El placebo eres tú. Si no eres creyente de la meditación, o nunca la has practicado, basta leer a este científico para empezar. Los primeros capítulos de su obra los dedica a exponer experimentos, de otros médicos y de universidades, en los que se ha comprobado cómo la mente afecta la salud y la vida de las personas. Después, explica a nivel químico, biológico, energético y cuántico, la relación entre mente y cuerpo, y describe de manera detallada y sencilla su lógica del proceso de sanación. Revela de manera muy minuciosa datos super interesantes, como el hecho de que los humanos tenemos un ADN de cadenas de cromosomas larguísimo, pero no todo activo, al contrario, la mayor parte se encuentra latente o dormido y nuestra mente, un cambio en nuestra química, el estrés o la meditación, pueden despertar una nueva enfermedad o cura. En los siguientes capítulos, narra casos extraordinarios que él mismo ha estudiado y muestra sus pruebas científicas. Por último, el autor Best Seller expone las meditaciones que él sugiere y los pasos a seguir.

Qué mejor maneara de convencerte de los increíbles beneficios de la meditación, sobre todo en cuestiones de salud tanto física como mental, que con los ejemplos tan impactantes de Joe Dispenza. No son muchos los libros que han cambiado mi forma de pensar y en realidad, soy de las personas que prefieren leer novelas de ficción a textos de superación personal, pero este libro cayó en mis manos, fue un regalo que increíblemente modificó mis pensamientos e introdujo a la meditación como una actividad esencial en mi vida, y espero con el tiempo, un hábito.El autor participa en un impactante documental ¿Y tú qué sabes?, también muy recomendable.

Share this post
Nació en el Distrito Federal y creció en Cuernavaca. A los 19 años se mudó a Monterrey a estudiar la carrera de Administración Financiera (ITESM 03). Trabajó en Afirme y Banamex, Banca Empresarial, en las áreas de Crédito y Cash Management. En el 2008 se mudó a Miami y fundó la revista DogsAreOk, en donde tuvo la oportunidad de administrar, escribir artículos, realizar entrevistas y eventos. La experiencia de manejar una revista la motivó a estudiar la Maestría en Literatura y Creación Literaria en Casa de la Cultura Lamm. Ha hecho trabajos freelance de escritora. Se considera una persona versátil, práctica y optimista. Le gusta jugar tenis y soccer, nadar, conocer mundos nuevos, sobre todo, las buenas conversaciones con amigos, acompañada de una copa de tinto.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart